jueves, 9 de octubre de 2008

Carta para Maggie

Querida Maggie:
Te escribo de noche porque en la fábrica no tenemos casi ni tiempo para ir al baño. He llegado muy temprano me he asombrado mucho con toda la población, las grandes casas y edificios, y también hay fabricas muy grandes también me asombre con la gente, casi no se podía ir paseando tranquilo por las calles porque había un barullo de gente. Por el éxodo rural la gente ha tenido que venir aquí a la gran ciudad en búsqueda de trabajo y una nueva vida. Bueno te voy a contar como me como son las cosas en la ciudad y como me va en la fábrica.
Aquí en la gran ciudad las cosas son muy diferentes, al contrario que hay, en el pueblo. Aquí tenemos grandes tecnologías como la electricidad que nos llega a las casas mediante una instalación eléctrica va de casa en casa mediante cables, no tenemos que usar las velas. Tampoco tenemos que hacer la comida en los hornos de leña, aquí cocinamos con cocinillas de gas y tenemos calefacción para calentarnos cuando hace frio. También tenemos unas grandes carreteras por donde circulan los automóviles, muchos de ellos son inalcanzables para nosotros por su gran precio en el mercado y por el lujo de estos, estos caminan gracias a un derivado del petróleo, la gasolina. A diferencia de ahí, del pueblo, donde hay unos caminos por los que apenas podemos pasar, con nuestros burritos y vacas, y la gente pasea en carretas llevadas por caballos.
En la ciudad está todo urbanizado es decir que hay grandes casas como la que he alquilado, a un buen precio, y edificios muy altos, también hay unas grandes fabricas como la metalúrgica, donde trabajo yo, apretando tuercas desde que amanece hasta que anochece sin parar.



Como en las industrias hay muchas maquinas esto lo denominamos maquinismo. Y te preguntaras que es eso de industria pues tiene como fin transformar las materias primas en productos elaborados. Por lo que hay diferentes industrias según el producto que fabrique. Por ejemplo, la industria textil que se encarga de transformar la lana en ropa, ya te mandare algún jerséis para que veas que bien los hacen. Y también está la industria alimentaria que se encarga de la elaboración, transformación, preparación, conservación y envasado de los alimentos. Ahora hablando de comida me vienen recuerdos de esas comidas tan buenas que hacías, echo de menos el queso de cabra que me hacías con tanto amor. Y el pan de leña, el gofio y ese potajito de lentejas tan bueno que hacías, pero sobre todo te echo de menos a ti.

Pero no puedo dejar de trabajar porque con la segunda revolución industrial las cosas han cambiado mucho y necesitamos el dinero para sobrevivir. Aquí las cosas no la podemos llevar a nuestras manera como en el pueblo. Hay trabajábamos la tierra sin que nadie nos mandase, pero aquí hemos tenido que formar unos sindicatos obreros que es una asociación de trabajadores con un representante que hace de portavoz para exigir y proteger nuestros derechos y evitar la explotación de los burgueses que tienen todo el poder sobre nosotros, su poder social es más alto que la de nosotros. Así nos hacemos respetar y que se cumplan nuestros derechos.
Debido a la gran cantidad de trabajo y a la falta de derechos y responsabilidad nuestros sindicatos han provocado una huelga prohibida siendo disuelta por la policía.


Mientras avanzaba la manifestación y por la zona del puerto he observado grandes barcos a vapor así como grandes trenes, estos movidos a través de la combustión del carbón. Y he pensado en viajar, los dos solos como si fuese esa luna de miel que nunca hemos tenido, pero tendrá que ser cuando termine mi trabajo en la fábrica, he pensado que nos podíamos ir con un dinerillo que tengo ahorrado. Bueno como ya es muy tarde me despido con un gran abraso y un gran beso espero que me contestes muy pronto.







Besos y abrazos
Atentamente: Charlot
A 29 de septiembre de 1936.

1 comentario:

Luis Miguel Acosta dijo...

Hola, Nazareth.

La tarea, en parte, está bien resuelta, en parte, no. En general, hay una inclusión "insuficiente" de los contenidos y conceptos que debía incorporarse. Se observa una progresión de contenido entre el borrador y el trabajo de definitivo, pero no suficiente. Valoro el esfuerzo que te ha supuesto editar el blog y la carta. También tendrás que mejorar la edición de los trabajos en el blog: alineamiento, interlineado entre párrafos... Poco a poco irás avanzando, con esfuerzo y dedicación. Confío en ello.

Animo,

Luis Miguel, el profesor

Nota de evaluación de la tarea: 1 + 2,5 + 1,75 = 5,25